Dos noticias sobre el hambre

Una buena y una mala. Empezamos por la buena. Según la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la agricultura y la alimentación) por primera vez en 15 años se ha reducido el número de personas que pasan hambre crónica en el mundo. Ya son ¡¿sólo?! 925 millones (esta es la noticia mala). Y ya ¡¿sólo?! muere un niño por malnutrición cada seis segundos.
Hablamos de una ser humano de cada siete. Un ser humano, una persona, un vecino.
El problema, dicen los expertos, no sólo es de dinero, que también. Es estructural. Aunque a esta expresión, moderna, técnica y profesional, no le ponen su cascabel.
Intentémoslo nosotros. Desde aquí pedimos a todos los ciudadanos que presionen a sus representantes para que le den la máxima prioridad a la eliminación del hambre. En este enlace de la FAO podemos firmar para aportar nuestro grano de arena. En el momento de redactar este texto somos ya 771.496 seres humanos, personas, vecinos que ya lo hemos hecho. Todas estas peticiones serán presentadas en octubre/noviembre en el pleno de la ONU.
Podemos. Debemos.


No hay comentarios: