La crisis y la educación

La mejor de las educaciones no nos sacará de esta crisis pero si de las siguientes. Leída esta frase probablemente no necesitarán ustedes seguir leyendo este artículo. Resume mi apuesta por la sociedad. "Salud, dinero y amor" dice la canción que hay que tener, y por ese orden, para ser feliz. Pues la educación esta a la altura de la salud.
La excusa de este artículo son los casi mil docentes menos que tiene Galicia este curso con respecto al pasado.
Estamos en crisis por un problema de falta de buen funcionamiento en los mercados. El primero el de la construcción, enorme exceso de viviendas familiares. El segundo el financiero, con una enorme laxitud a la hora de financiar esas construcciones y a la hora de financiar la compra.
Una mejor educación ayudaría a que muchos ciudadanos se diesen cuenta que una hipoteca a 40 años por valor de 200.000 euros (150.000 para la vivienda y el resto para dos coches) con unos ingresos mensuales inferiores a 2.000 euros y unos contratos de trabajo muy poco seguros no tiene ningún sentido. Una mejor educación empujaría a políticos, ciudadanos y asociaciones varias a exigir un mejor gobierno de la cosa pública. Una mejor educación hace que un ciudadano ante una situación de ilegalidad o de abuso se vaya directo a la policía, al juzgado de guardia o a la oficina del consumidor.
Una mejor educación nos situará, de verdad, entre los mejores lugares del mundo para vivir nosotros y nuestra familia.

1 comentario:

Angus dijo...

Ambición mucha, educación poca.

En esas estamos y así nos va.

Como decía el bueno de Labordeta, habrá un día en que todos al levantar la vista veamos una tierra que ponga LIBERTAD.

Saludos.