El CETA. ¿Qué es? Ventajas e inconvenientes

Hoy vamos a explicar en qué consiste este acuerdo, sus ventajas y sus posibles inconvenientes. Lo primero, ¿qué significa CETA? CETA son las siglas en inglés; significa Acuerdo Extensivo Económico y de Comercio), es un acuerdo que se refiere mayoritariamente al ámbito comercial, no entra en sectores como la sanidad, la educación o los servicios sociales.

¿En qué consiste este acuerdo? Se firma una reducción muy importante, en muchos casos del 99%, de las tasas aduaneras entre Canadá y la Unión Europea, prácticamente se elimina el coste de importar y exportar productos entre la UE y Canadá. Además se tiende a igualar las regulaciones. Otras ventajas es que se amplían las cuotas para productos europeos en Canadá y se homologan los títulos universitarios. A partir de ahora empresas europeas podrán acceder a competir por contratos públicos en Canadá. También mantiene algunas restricciones como la importación de alimentos modificados genéticamente, legales en Canadá pero no en la UE, por ejemplo la carne de vacuno; y refuerza la protección de las patentes farmacéuticas.

Pongamos números a la importancia del acuerdo...
Canadá tendrá más acceso a un mercado de 500 millones de personas en la UE. Y se calcula que las empresas de la UE ahorrarán 400 millones de euros en sus importaciones. Esto hace del CETA el mayor acuerdo firmado hasta el momento por la UE; hablamos de un comercio de 63.500 millones en bienes y 27.200 millones en servicios. Si hablamos de España, Canadá es nuestro 20º cliente y nuestro 45º proveedor, exportaciones por 1.400 millones e importamos por 900 millones. Las previsiones de los partidarios del acuerdo creen que incrementará el comercio bilateral en un 20% y entrarán 12.000 millones de euros en la economía europea y 8.000 a la canadiense.

¿Es ya una realidad? El Parlamento Europeo lo aprobó a principios de año tras vencer la resistencia de la región belga de Valonia, cuyo parlamento se negaba a aprobarla, ejerciendo un veto efectivo sobre todo el tratado. La votación tuvo 408 votos a favor, entre ellos los europarlamentarios del PSOE, 254 en contra y 33 abstenciones. Pero para su funcionamiento necesita ser ratificado por los parlamentos de todos los países miembros de la UE.

¿Por qué es tan polémico hoy el CETA? Por varias razones, algunas ya las hemos comentado. Una de ellas es que ha coincidido en el tiempo con el Tratado Transatlántico de Comercio e Inversiones (TTIP), negociado con Estados Unidos, en los dos casos con negociaciones con mucho secreto, lo que ha alimentado las sospechas. Pero el principal debate ha estado en que en un primer momento el CETA creaba un sistema de tribunales para la resolución de litigios de carácter privado. Pero la presión social y política obligó a hacer cambios y ahora esos tribunales serán públicos y con jueces designados por la UE y Canadá. Otro riesgo que se señala es que este acuerdo con Canadá acabe siendo una puerta de entrada por detrás de muchos productos de EEUU.

¿Son iguales el CETA y el TTIP? Se consideran por parte de la Comisión Europea la “nueva generación” de tratados comerciales. Unos tratados que no sólo eliminan aranceles y fijan cuotas, también buscan igualar las regulaciones a ambos lados del Atlántico, la idea es que cuanto más similares sean las normas más fácil, rápido y barato será comerciar. En el caso del TTIP con Estados Unidos el objetivo declarado de los socios es adelantarse a China, Rusia y demás zonas. Pero el alcance de esta igualación de normas es mucho menor en el CETA que en TTIP. En el CETA, esto es muy importante, siguen mandando las normas del país que importa y la posible igualación se negocia en cooperación entre países; en el TTIP el fin último es renegociar para igualar normas y derechos, normalmente por lo bajo, lo que genera un riesgo mucho mayor de que los niveles de protección acaben rebajándose para alcanzar un consenso.

No hay comentarios: